Soy un joven amante de la artesanía que comenzó su andadura en este proyecto en 2013. Todo empezó en un viaje que realicé a Estambul, cuando vi por primera vez en el Gran Bazar unas lámparas artesanales hechas con calabaza. Allí empezaron a surgirme ideas y al regresar al País Vasco decidí cultivar mis primeras plantas de calabaza. Todo era un mundo nuevo para mí: la huerta, diseñar y esculpir de forma artesanal un elemento decorativo…Actualmente, cuento con mi propio taller y huerta, y día a día sigo adquiriendo nuevas destrezas en la elaboración de mis diseños. Cada vez me oriento más hacia la creación de lámparas rústicas que ofrezcan una iluminación ambiente Además, como amante de la Naturaleza todas mis lámparas están hechas a mano con materiales naturales, ecológicos y sostenibles creando unas lámparas únicas.

Lampara cruces celtasMi producto principal son las lámparas artesanales, diseñadas para decorar ambientes rústicos (lámparas para restaurantes, casas rurales, hospedajes, hogares,…). La mayoría de los materiales utilizados son naturales (madera, piedra, conchas,…), y el proceso es totalmente artesano. Creo diferentes tipos de lámparas: de pie, de techo, de mesa, apliques,…

Son lámparas únicas hechas a mano, no hay dos iguales, buscando siempre la originalidad en sus diseños y otorgando una iluminación ambiente que genera un juego de luces y sombras especial.

También se crean lámparas personalizadas. Al tener un total control sobre todo el proceso, el cliente puede decidir al 100% el diseño: desde el tipo de lámpara hasta el diseño del dibujo, pasando por los materiales empleados en cada estructura.

Por otro lado, mis creaciones se han diversificado en otros elementos decorativos, como son los tiestos  y portavelas. El elemento común en todas las creaciones es, como no, la calabaza.

La huerta. Conseguimos la semilla, que posteriormente nos dará su fruto: la calabaza. Continúa con la etapa de secado que tarda unos 6 meses y requiere de un cuidado periódico. Una vez lista, empieza la fase de diseño, en la que se emplean diferentes técnicas de dibujo, pensando siempre en la iluminación final. Por último, llega la fase de tallado, pintado y montaje artesanal. Una vez acabada, se comprueba que tanto la iluminación como el funcionamiento sean óptimos.

Una de las filosofías de este proyecto es la autosuficiencia, y por ello nuestro lema es “de una semilla, una lámpara”.

Todos los envíos se realizan mediante la empresa Correos, que garantiza el tratado correcto del paquete. Además, desde Kuia nos aseguramos del correcto embalaje para que llegue en perfectas condiciones.

Los envíos se realizan a todo el mundo. El importe y el tiempo estimado de envío variarán en función del destino. En Península Ibérica el envío será gratuito y el tiempo de envío será 48-72 h. Los importes adicionales que surjan a consecuencia de los trámites aduaneros correrán a cargo del cliente.