Como ya estuve hablando en el post anterior sobre el futuro que creo que le depara a la artesanía, hoy vengo a hablaros sobre una transformación que está surgiendo la artesanía hoy día.

Lo que yo llamo los artesanos 2.0. Cada vez veo más jóvenes artesanos que están reinventando la artesanía, aportando nuevas técnicas y formas de venta y más ideas para conseguir sobrevivir en este sector laboral.

Una de las cosas más llamativas que estoy viendo es la innovación en la manera de producir de manera artesanal, y es en la utilización de maquinaria sofisticada para elaborar cosas más rápidamente y así poder reducir el precio del producto.

Uno de los ejemplos más llamativo es por ejemplo el tallado de la madera. Como ya sabréis, el elaborar un armario, cuadro o cualquier objeto tallado a mano, lleva un largo proceso de producción. Son horas y horas tallando. Un ejemplo, el famoso cuadro “gernika”, comente el tema con un antiguo escultor de madera y me comento que tardo un par semana entera, mañana y tarde tallando, para poder terminar el cuadro a tiempo. Sumando este montón de horas por un salario digno pues calculareis que el cuadro saldrá un dineral (algo totalmente entendible por todo el esfuerzo que ello lleva).

En cambio, por las diferentes ferias que me voy moviendo he conocido gente, talladores de madera, que han incorporado maquinas de control numérico que ayudan mucho en el trabajo de dichos artesanos. Pudiendo reducir mucho las horas de producción de tallado. Totalmente entendible este pasó que han dado, aportando una producción algo más industrial en el proceso artesanal, ya que con la sociedad actual debemos de elaborar productos muchísimos más baratos para que la gente esté dispuesta a comprar algo.

Mi caso, se trata de algo especial ya que la calabaza en la artesanía apenas se ve. Pero para el tallado de las calabazas también utilizo maquinaria eléctrica como taladros, lijadoras etc.

Este año, en la feria de navidad de vitoria, estuve produciendo lámparas. Allí no podía estar usando maquinaria eléctrica, por lo que todo lo hacía a mano, con punzones, lijas de mano etc.

Me di cuenta de verdad de la ayuda que estas herramientas nos dan a los artesanos para poder reducir el coste. Lo que con la dremel tardo 5 minutos en tallar, a mano me tiraba prácticamente una hora. Si ya mis lámparas son caras para un número muy alto de personas, imaginad si lo hiciera todo a mano como antiguamente.

Otro de los apartados sobre este tema que quiero ver en el futuro es las impresoras en 3D.Creo que darán un gran valor a este sector, ya que saldrán muchos artesanos que utilicen esta tecnología para elaborar cosas. En un futuro lo veremos.