Otro de los aspectos de la artesanía moderna o artesanía 2.0 como la llamo yo es la forma de venta que los artesanos estamos adquiriendo.

Ya he hablado en post anteriores sobre la dificultad y el porqué de vender productos artesanales en ferias hoy día.

Es por ello que los artesanos buscan otras formas de venta que garanticen un salario mensual digno para poder vivir.

Los artesanos 2.0, donde me incluyo, estamos más acostumbrados a las nuevas tecnologías, ordenadores, móviles internet…etc. es por ello que estamos más presentes en las redes sociales, webs con nuestro negocio de artesanía.

Muchos artesanos que llevan mucho tiempo en la profesión están comenzando también a utilizar estas formas de venta pero les cuesta más debido al desconocimiento de estos canales.

Los jóvenes que estamos empezando con la artesanía estamos mucho más presente en el mundo de internet.

Cuando yo comencé con este proyecto, haciendo las lámparas artesanales que podéis ver en mi página web kuialamparas.es, mi principal objetivo era estar presente en internet, ya que hoy día en internet puedes llegar a todo el mundo con un gasto económico muy bajo.

Y la verdad que cada vez estoy más convencido de esto, cuanto más voy a las ferias, mas convencido de que internet es el futuro si queremos vender cosas artesanales.

En las ferias es dificilísimo vender algo, y todos los estudios que se están haciendo demuestran que cada vez compramos más por internet.

Cuando empecé pensaba que era sencillo. Tener una web bonita, y las ventas llegarían pronto. Pero poco a poco me fui dando cuenta de que era un iluso. Hoy día, me creo más un informático que un artesano, paso más horas delante del ordenador que en el taller. El hecho de tener una web es como tener una tienda de lámparas en el último campo base del Everest. Nadie te va a ver, y el que te ve dudo que quiera comprarte algo allí arriba.

Para que merezca la pena una página web, el trabajo en cuanto al SEO (los que no sepáis lo que es podéis buscar en google que es el SEO y encontrareis una multitud de páginas que hablan sobre ello).

Si lo quisiera, podría estar todos los días haciendo cosas relacionadas con internet, y dejar el taller y la producción artesanal de lado. Es tan largo el trabajo que hay que hacer en internet que en ciertas ocasiones me planteo si merece la pena o no el continuar con esto.

Las redes sociales, son horas y constancia, publicando cosas. La web, mantenerla actualizada y seguir subiendo nuevas creaciones, todo el tema del seo del que os he hablado para poder salir en google, otro montón de horas y trabajo y aprendizaje continuo. Plataformas de venta…

La verdad que es un trabajo muy duro, pero si quieres mantener un negocio de artesanía hoy día creo que es algo fundamental el aparecer en internet.

Espero no desilusionar a nadie si eta empezando con algo parecido a esto, pero la verdad que no es tan fácil como parece cuando empiezas.