Lampara Vintage Eros

La lámpara vintage Eros, la primera lámpara de mesa en la que utilizo una base de forja metálica  que me facilito bastante el trabajo para poder instalar la tulipa de calabaza.

En esta lámpara tallada artesanal quise cambiar un poco de estilo, y hacer algo mas vintage, ya de antemano tenía pensado crear una lámpara con esos cristales que tanto me costó encontrar en el bazar de Estambul, donde descubrí estas preciosas lámparas de calabaza que ahora hago yo también.

Comencé dibujando con un compás las diferentes figuras que después tallaría con mi multi herramienta dremel, cree unos dibujos simétricos alrededor de toda la calabaza que podéis ver en esta foto.

Una vez en el taller, comencé a hacer agujeros con diferentes patrones para que luciera de una forma bonita y a la vez pudiera reflejar esos patrones en la pared una vez encendida, se pueden diferenciar diferentes figuras utilizando brocas de diferentes tamaños.

Seguido, llegaba la hora de elegir que colores de cristales utilizar, y finalmente me decante por el rojo y azul, que creo que ha sido una decisión aceptada viendo el resultado de la lámpara. Para ello, primero hice todos los agujeros donde después encajaría los cristales.

Es aquí donde llego mi gran error a la hora de crear esta lámpara artesanal, debí de pintar primero la lámpara, pero no se me ocurrió. Primero puse los cristales y después la pinte, lo que me dificulto mucho ya que tenía que pintar cuidadosamente para no manchar los cristales y perdí mucho tiempo en ello, pero después de largas horas pintando termine de pintar esas zonas de verde oscuro que rodean la zona de los cristales como podéis observar en la foto.

Finalmente, para el resto de la calabaza elegí un color morado azulado, que se acerca bastante al gris. Fue un poco arriesgado este color pero queda muy bien, a mí me recuerda un poco a los cupcakes que seguramente conoceréis, esos pastelillos de colorines.

 

Con la tulipa de calabaza ya terminada, era la hora de empezar con la instalación eléctrica y la bombilla. Para la bombilla, debido al calor que podía generar y estropear la lámpara, elegí una bombilla led sustituta de la halógena que es un tanto extraña. Aun no son muy conocidas por esta zona pero creo que enseguida llegaran al mercado español ya que son un buen sustituto y a la vez consumen muchísimo menos.

Para terminar, la colocación de la tulipa, que quería que fuese muy sencilla, la hice con la ayuda de unos imanes y una arandela metálica que encaja perfectamente, uniendo la base y la tulipa, para permitir cambiar de bombilla si esta se funde.

Y así di por concluida esta lampara vintage que espero que alguien pueda disfrutarla iluminando su casa de una forma acogedora.


Guardar

¡Compartir esta Entrada!

Sobre el Autor: admin

0 Comentarios

Dejar comentario

Su correo electrónico no sera publicado.