Soy joven en esto aun. Llevo año y medio participando en ferias de artesanía con mis lámparas y cosas artesanales hechas con calabazas…pero poco a poco me voy dando cuenta de la tendencia que sigue la artesanía… Y la verdad que da miedo, ya que siguiendo este camino es posible que dentro de poco la artesanía solo esté presente en los libros.

Suelo preguntar mucho a los artesanos que llevan en el mundo más de 30 años, y todos coinciden en lo mismo. Por lo que me cuentan, hace mas de 10 años se vendía muy bien los productos artesanales. Hoy día es justo lo contraria, son muchas las ferias artesanales en la que yo mismo me voy a casa sin vender nada, perdiendo dinero por el coste de la gasolina. Está claro que vivimos en un momento donde la crisis sigue pegando fuerte y la gente no tiene un duro. Además la artesanía la podríamos considerar como artículos de lujo ya que no son totalmente necesarias.

Pero poco a poco he ido dándome cuenta de que la crisis no es la principal razón de todo esto.

Por un lado, veo que cada vez hay más gente que se aprovecha de este sector, organizando ferias y poniendo un precio a la participación de los artesanos (que ya ganando poco con las ventas tienen que afrontar un precio por participar). Es normal que en ocasiones el alquiler de carpas, stands y otros tipos de gastos haya que pagarlos para que la organización no pierda dinero. Pero lo que no es normal que haya gente que se lucre a cuenta de los artesanos, cuando el verdadero objetivo de estas asociaciones “fue” ayudar y promover la artesanía.

Por otro lado también me doy cuenta que la mentalidad de los consumidores está cambiando. No es raro que mucha gente venga preguntándome por los precios y salga asustado. En una sociedad con cada vez más multinacionales ocupando la mayoría del mercado, nos estamos acostumbrando a comprar cosas baratísimas. Ya sea por una producción industrial donde los robots lo hace todo rapidísimo. O por la esclavitud a la que someten a los trabajadores, trabajando un montón de horas cobrando una miseria.

Entiendo que la gente quiera cosas baratas, pero nosotros los artesanos, igual que cualquier persona quiere un salario digno. Y yo personalmente, que de media por lámpara me dejo 10 euros en material, mas unas 5 o 6 horas de producción…no entiendo que me vengan diciendo que una lámpara de las mías debería de costar 30 euros… ¿quedándome qué? Un salario de 2€ la hora? Porque además de eso hay que recordar que el 21% de cada una de mis lámparas se lo queda hacienda…

Claro está, acostumbrados a ir a Ikea, y ver lámparas por 5 euros, o en el chino del pueblo, donde las hay incluso por 2…

He de decir que mucha gente viene y valora mucho el trabajo de los artesanos, saben de sobra que cobramos una miseria por cosas totalmente hechas a mano…

Es por ello que mi conclusión es que de aquí a 10 años o 20, la artesanía estará en peligro de extinción. Es imposible sobrevivir (ni siquiera hablo de vivir dignamente), sobrevivir con el dinero que nos aporta las cosas que hacemos artesanalmente.

Quizás en un futuro, cuando la gente se pregunte… ¿porque ya no hay ferias artesanales en mi pueblo? Se darán cuenta de que se ha perdido parte de la tradición de un lugar, uno de los primeros oficios de la historia se habrá perdido.

Kuia Lámparas