Lámparas Slowlife, lámparas naturales para decorar tu casa de forma ecológica

lamparas iluminacion ambiente plafonos

Slowlife, la tendencia actual de tener una vida más lenta dice la traducción literal de la palabra. Una vida más tranquila, mas en paz con uno mismo, donde la ecología, la naturaleza y lo sostenible están más presente, dejando de lado el sistema consumista en el que vivimos y optar por una forma de vida más saludable para ti y el medio ambiente.
portavelas de madera ambiental artoa

Desde que comencé con este proyecto de diseño y creación de lámparas naturales hechas con calabaza, uno de mis principales objetivos era eso mismo, crear una lámpara pensada para un tipo de vida slowlife, o una lámpara ecológica, como quieras llamarlo.
Además de estar compuesta por materiales naturales, el modo de producción también está muy presente, ya que no se trata de una producción en serie, ni hay trabajadores explotados con jornadas larguísimas a cambio de un mísero sueldo…En kuia lámparas solo hay una persona y dos manos, que hacen cada lámpara de un modo personalizado y único. Dándole alma a cada una de las lámparas, cada una de ellas esta mimada a conciencia, diseñadas y trabajadas individualmente y ahí está el verdadero valor de estas lámparas elaboradas de forma artesanal. Por su puesto que el coste de una de mis lámparas es más elevado que las del Ikea por ejemplo. Pero hay que valorar todo el trabajo que hay detrás de la producción de las mías. Las lámparas producidas por multinacionales están hechas en serie, por maquinas, todas son clones exactos unas de las otras. ¿En cuántos sitios habremos visto ya el mítico porta velas blanco de Ikea? Es una pieza que para mi esta vacía, no tiene alma, como que está hecha sin ganas, el único objetivo de la creación de esos porta velas es meramente lucrativo. No conozco el modo de producción de esos porta velas, pero seguramente que el material utilizado y el modo de producción no es tan ecológico y sostenible como debiera…lampara decorativa de bares rusticos serp puntos
Hay esta la diferencia entre un producto artesanal y natural, y uno producido en serie. Lo único que falta es la conciencia social de que si queremos mejorar el mundo debemos de dejar de alimentar las grandes marcas de multinacionales y apostar por los productos ecológicos y naturales. A corto plazo, nos será más caro comprar productos ecológicos, ¿pero y a largo plazo? Indirectamente ya estamos pagando impuestos por el CO2 que tira a la atmosfera nuestro país y no nos damos cuenta.
Creo que ha llegado la hora de cambiar el chip y apostar por lo sostenible y ecológico. Únete al movimiento slowlife y pon tu granito de arena porque entre todos sí que podemos salvar a este planeta.

¡Compartir esta Entrada!

Sobre el Autor: admin

0 Comentarios

Dejar comentario

Su correo electrónico no sera publicado.