Tal como os comentamos en anteriores posts sobre plagas, para el tratamiento de plagas en nuestros cultivos vienen muy bien los extractos vegetales. Y no solo para combatir las plagas y parásitos, sino siempre y cuando veamos que nuestras plantas se encuentren debilitadas o estresadas por cualquier otro factor o como apoyo complementario.

Las maneras de preparar los extractos son diversas: macerados, infusiones, decocciones y tinturas.

 

Hoy os hablaremos de los extractos macerados, fermentados o purines y os propondremos alguna receta que podéis preparar. En este caso se dejarán las plantas macerando en agua sin cloro, donde diluirá sus principios activos (1 kg planta fresca en 10 L agua). Si dejamos macerar durante unas 24 horas será una maceración, por más tiempo conseguiremos un extracto fermentado o purín.

plantas de ortiga

 

He aquí la receta que usamos nosotros para conseguir el purín de ortigas que hemos estado utilizando recientemente en nuestros cultivos.

 

 

PURÍN DE ORTIGAS

Ingredientes:
1 kg de ortiga fresca sin semilla
10 L de agua sin cloro (de lluvia o agua de red a la que se ha dejado evaporar el cloro, por ejemplo)
Preparación:
Introducimos los ingredientes en un balde y mezclamos bien con un palo.
Dejamos que tenga lugar la fermentación en un lugar fresco y seco, dando vueltas cada día al extracto hasta que veamos que no salgan burbujas. Cuando esto ocurra, el extracto estará listo. (¡Atención! No os asustéis por el olor, es indicativo que la fermentación ha tenido lugar correctamente). Filtraremos nuestro purín y lo almacenaremos en bidones en lugar fresco y seco hasta su uso. Para su uso, se suele diluir 1 L en 10 L de agua. También se puede añadir harina de roca a este preparado.

 

El extracto de ortiga será bueno para la fase de crecimiento, pero no tanto para la de fructificación ya que contiene muchos niveles de nitrógeno. Además es un refuerzo contra el pulgón. Utilizado sin diluir estimulará la formación de compost.Ortigas fermentando

 

Como regla general, cuando utilicemos estos extractos como aplicaciones de apoyo, por sus propiedades estimuladoras o por su acción como abono foliar, realizaremos aplicaciones cada 10-15 días. En caso de ataques persistentes (pulgón, por ejemplo) conviene realizar tratamientos semanales (cada 2 o 3 días).

Un saludo, kuialamparas.es

Guardar

Guardar